Vuelos a Turín

Turín siempre ha destacado por su elegancia y su modernidad. Es una ciudad llena de historia, con hermosos edificios situados a escasos metros unos de otros. Su encanto emerge de las aguas del Po, con los majestuosos Alpes italianos como telón de fondo.

UN PASEO POR LA CIUDAD

Hay tanto que ver y hacer en Turín. Para hacerse una idea del centro, puede subir a lo alto de la Mole Antonelliana, el símbolo de Turín, con 167 metros de altura, desde donde podrá disfrutar de unas vistas de toda la ciudad. A sus pies se encuentra el famoso Museo del Cine, donde podrá conocer la historia de este arte, que dio sus primeros pasos en Italia.

Las numerosas plazas de la ciudad son auténticas obras de arte arquitectónicas que, con sus elegantes cafeterías, han otorgado a Turín el famoso apodo del "salón de Italia". Diríjase a Piazza Castello que, junto con el Palacio Real y el Palazzo Madama (sede actual del Museo Municipal de Arte Antiguo de Turín), son algunos de los destinos preferidos tanto de turistas como de lugareños. No se pierda tampoco la Piazza San Giovanni, donde encontrará la basílica homónima, en la que conserva el Sudario de Turín.

Increíble pero cierto, esta ciudad del norte de Italia, situada a un tiro de piedra de los Alpes, alberga el segundo museo más grande del mundo de historia egipcia (después del museo de El Cairo). El Museo Egipcio de Turín contiene piezas únicas en espléndidas habitaciones diseñadas por Dante Ferretti, el conocido diseñador de producción italiano galardonado con un Óscar.

Hablando de museos, uno verdaderamente singular es GAM (Galleria Civica d'Arte Moderna e Contemporanea), con obras de prestigiosos artistas como Balla, Boccioni, De Chirico y Klee. No se pierda el Museo del Automóvil, una visita obligatoria en la cuna de los automóviles italianos por excelencia, con una exposición de todos los coches que han hecho historia, en un emplazamiento único.

Disfrute de un paseo por el Parque del Valentino y el Castillo del Valentino, que deben su nombre al famoso libertino y están declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. No olvide visitar las prestigiosas residencias de los Saboya, como el famoso Castillo de Venaria, con imponentes salones y majestuosos jardines.

Las tumbas de los reyes de la casa de Saboya se encuentran en la Basílica de Superga, la obra maestra de Filippo Juvarra, ubicada en un pequeño y empinado cerro al que puede llegar en el histórico tren de cremallera conocido como "dentiera".

Si se encuentra Turín un sábado, no se pierda el mercadillo de Balon del barrio de Porta Palazzo. Entre semana, visite también el mercado de Piazza della Repubblica, uno de los más grandes de Europa, donde puede encontrar de todo, desde ropa hasta comida.

A UNA MESA DE REYES

Turín cuenta con una larga tradición culinaria con numerosos platos destacados, como los agnolotti, pasta rellena de carne, los tagliolini, un tipo de pasta que se recomienda tomar aderezada con trufa, y una infinita variedad de risottos.

Entre sus platos principales, basados principalmente en carne, cabe destacar el brasato, estofado de ternera al vino tinto, el estofado conocido como bollito misto y la fricia, un estofado de verduras, carne y champiñones.

Le será difícil elegir cuando llegue el momento de probar los postres: los bombones gianduiotti, las galletas baci di dama, los helados y el bicerin (una bebida a base de café, chocolate y crema), todos ellos producidos en Turín, al igual que sus numerosos vinos y licores incluidos el vino Barolo, el Vermouth, el vino moscatel, el vino Barbera y el Martini.

¿A qué espera para visitarla? Turín cuenta con innumerables facetas. ¡Descubra todas ellas reservando un vuelo de Alitalia ahora!

BUSCAR VUELOS

DESDE
Introduzca la ciudad de salida
A
Introduzca la ciudad de llegada
Introduzca la fecha de salida
Introduzca la fecha de vuelta