SICILIA DE NORTE A SUR: UN VIAJE A TRAVÉS DE LA HISTORIA Y LAS LEYENDAS

Desde los embriagantes aromas de los cítricos hasta los inconfundibles colores del paisaje mediterráneo, pasando por el sabor más auténtico de los mejores platos tradicionales hasta el entorno que inspiró obras famosas: visite Sicilia y déjese seducir por el encanto de la antigua Trinacria .

La isla siempre se ha encontrado entre los destinos más deseados gracias a sus playas, galardonadas una vez más este año por la Fundación Europea de Educación Ambiental con 4 banderas azules otorgadas a Menfi, Lipari, Ispica y Ragusa .

En la costa septentrional, donde el mar Jónico se encuentra con el Tirreno, la zona más sorprendente es Capo Peloro (Punta del Faro), la mítica morada del monstruo marino Caribdis " la que te succiona ", que, junto con Escila " la que te devora ", representaba el peligro para todos los marineros que cruzaban el estrecho de Mesina. Ambas criaturas se mencionan en la Ilíada y la Odisea de Homero en la Eneida de Virgilio y las Argonáuticas de Apolonio de Rodas.

Una visita obligada es la de Capo d'Orlando , a lo largo de la Costa Saracena. Según la leyenda, fue fundada por el hijo de Eolo y es el lugar que inspiró a Giuseppe Tomasi di Lampedusa para "El gatopardo".

Moving to the Province of Trapani, Scopello is a must-see, a fishing village historically known for the abundance of tuna in the sea there and still famous today for its wealth of, among other things, fish, red algae, stony corals and anemones. An absolute must is the Riserva Naturale dello Zingaro , a protected area that can only be visited on foot, by walking between dwarf palms, maritime pines and ceratonias kissed by the sun, in search of Bonelli's Eagle.

Pasando a la provincia de Trapani, Scopello es una visita obligatoria, un pueblo pesquero conocido históricamente por la abundancia de atunes y aún famoso hoy en día por su riqueza de, entre otras cosas, pescado, algas rojas, corales pétreos y anémonas. Tampoco puede perderse la Reserva natural del Zíngaro , una zona protegida que sólo se puede visitar a pie, a través de palmeras, pinos marítimos y ceratonias acariciadas por el sol, y en búsqueda del águila perdicera.

Déjese atrapar por San Vito lo Capo , famosa en todo el Mediterráneo por sus aguas cristalinas, el fondo marino con fragmentos de conchas, el delicado perfume de las buganvillas y los jazmines, y el embriagador aroma del cuscús. Si planea viajar a Sicilia a finales de septiembre, no se pierda el Festival del cuscús y disfrute de sus sabores inolvidables y su ambiente festivo.

En la costa meridional, una parada obligada es Sciacca con las playas de Sovareto y Timpi Russi. En los alrededores, no olvide visitar el "Castello incantato", o "Castillo encantado", un tramo de tierra rico en olivos que se ha convertido en un auténtico museo al aire libre gracias al artista Bentivegna, que esculpió cientos de caras en las rocas y en las cortezas de los árboles. En el mar, frente a la costa de Agrigento, se descubrió Empédocles, un volcán submarino . Su manifestación más destacable es Ferdinandea, también conocida como "isla Graham", que emergió del mar frente a Sciacca en 1831 y después volvió a hundirse unos meses más tarde.

En la costa del mar Jónico se encuentra Taormina, una famosa terraza natural apreciada en todo el mundo por su cautivadora isla Bella. Junto con Giardini Naxos , estos son los dos lugares más fascinantes de Sicilia en el mar Jónico. Cuando esté en Acireale , debe probar la deliciosa granita. Las recetas clásicas son de almendra, café, mora, pistacho de Bronte o limón y, seguramente, se servirá acompañada del exquisito brioche siciliano con "sombrero". También le gustará saber que, durante el verano, todo el valle de Acireale, también conocido como "Riviera dei Limoni" o la "rivera del limón", se inunda con el agradable aroma del azahar. Si dirige su vista hacia el noroeste, podrá sentir la atracción del Etna , " un pilar del cielo " según Pindar y " el monstruo con collar de volcanes " según Maupassant.

Pero Sicilia también es fascinante por sus más de treinta islas que bien merecen una visita : el negro de la piedra basáltica, el blanco de la dolomita o el amarillo de la toba volcánica y la caliza. Organice un recorrido para descubrir las islas Pelagias , visite Linosa, la "isla negra", denominada así por sus orígenes volcánicos; la deshabitada Lampione y la encantadora Lampedusa. Diríjase a las islas Egadi y admire la desértica Levanzo, la extraordinaria Favignana, Marettimo y las pequeñas islas de Formica y Maraone. Toda Sicilia es una fuente de riqueza en cuanto a lugares y belleza natural con infinidad de historias que enmarcan esta cálida y acogedora tierra bañada por el sol. 

¿A qué espera para visitarla?  Vuele a Sicilia con Alitalia y seleccione uno de nuestros vuelos a Trapani, Palermo, Catania, Pantelleria o Lampedusa .

Bottone_PrenotaOra

© lucasiragusa

© sicilia mare

© zoutedrop