¿Cuál es la ciudad más romántica del mundo? ¿París? No, ¡Verona! La ciudad del amor, el destino de un beso, el lugar más encantador del mundo: Verona es el destino de vacaciones perfecto para enamorarse. Pero no todo son corazones y romanticismo: el lugar preferido de los enamorados, el destino más famoso para futuros esposos, es también muy popular entre familias y amantes de la naturaleza. Descubra por qué y disfrute de Verona con nuestras recomendaciones para todos los públicos.

Romeo, Julieta y el anfiteatro Arena

Una cosa está clara, Verona es sinónimo de Shakespeare, Romeo y Julieta. Si quiere revivir la intensa historia de amor de los dos amantes enfrentados por sus respectivas familias, visite las casas de Romeo y Julieta. No puede perderse el famoso balcón desde el que Julieta recibía a su fervoroso pretendiente. ¡Es tan romántico!

Llegados a este punto, ya sabe adónde le llevarán sus pasos ahora: ¿recuerda cómo terminaba la historia de Julieta Capuleto y Romeo Montesco? Para concluir nuestro recorrido por una de las historias de amor más conocidas y conmovedoras de la historia, no debemos olvidarnos de la tumba de Julieta, que ya visitaron Charles Dickens y Lord Byron, y que se encuentra en el antiguo convento de San Francisco del Corso.

Bastan unos pocos pasos para pasar de la cultura a la historia y encontrarnos ante uno de los monumentos más conocidos de Verona, el anfiteatro Arena. Se trata de un verdadero imán para turistas de todo el mundo, que vuelan desde muy lejos para conocer este antiguo anfiteatro romano. ¿Sabía que... ...el anfiteatro Arena acoge la ópera al aire libre más grande del mundo y celebra el Festival de la Ópera desde 1913?

Rutas verdes para grandes y pequeños

Quien piense que no se puede disfrutar de la naturaleza en la ciudad comete un gran error o nunca ha estado en Verona. A la hora de visitar esta ciudad, conviene llevar calzado cómodo y traerse la bicicleta: hay multitud de itinerarios y rutas paisajísticas que descubrir. Pasee por la ribera del Adigio: descubra el centro de la ciudad y sus monumentos, junto con los parques norte y sur del Adigio. Otras zonas verdes que merece la pena visitar son los jardines de Piazza Bra y el Parque de la Muralla. Si lo que busca es un recorrido que combine religión y naturaleza, realice el paseo de los diez capiteles, un relajante recorrido por el campo en el que descubrirá las colinas y los caminos más pintorescos situados al este de Verona.

Es maravilloso disfrutarlo en compañía. Y viajar de vacaciones con niños puede ser relajante. ¡En serio! En Verona hay espacios verdes para los más pequeños, que pueden divertirse mientras los adultos se relajan un poco. Por ejemplo, el parque Sigurtà, cuyas principales atracciones, además de sus paseos y vistas espectaculares, son la avenida de las rosas, el laberinto y sus curiosos bojes. Pero, sin duda, la principal atracción es la granja Tà, con sus gallinas, patitos y cabritas.

¡La cena está lista!

No conviene descuidar el estómago y Verona tiene mucho para saborear. No se pierda los platos típicos de la ciudad como la peperita, ternera estofada con "pearà" y paparèle coi fegadini, tagliatelle al huevo con sabor a menudillos de pollo. Además de la ternera con "pearà", una salsa hecha con mantequilla y pimienta, entre otros ingredientes,
no puede dejar de probar la polenta, servida con pescado seco o ave. Y no puede faltar el postre, a base de "pandoro", originario de Verona como su predecesor, el "nadalin", otra exquisitez típica de Navidad.

Enamórese de Verona: vuele ahora y descubra la ciudad con Alitalia.

BUSCAR VUELOS

DESDE
Introduzca la ciudad de salida
A
Introduzca la ciudad de llegada
Introduzca la fecha de salida
Introduzca la fecha de vuelta