En el avión

Bienestar a bordo, dispositivos electrónicos y comidas especiales: todo lo que necesita para disfrutar de un viaje seguro y agradable.

COMIDAS ESPECIALES

ELIJA Y RESERVE EN LÍNEA SU COMIDA ESPECIAL DURANTE LA RESERVA O CONTACTE CON EL CENTRO DE ATENCIÓN AL CLIENTE, AL MENOS 24 HORAS ANTES DE LA SALIDA

Si contacta con nuestro Centro de Atención al Cliente, el servicio está disponible:

  • en vuelos de media distancia: siempre en Business Class y en los vuelos de más de 3 horas en Economy Class.
  • en los vuelos de larga distancia en todas las clases de viaje.

TIPOS DE COMIDAS

Las comidas especiales se dividen en tres categorías y en cada una de ellas podrá pedir platos específicos que se adapten a sus necesidades:

 

 

 

 

Para los vuelos operados por aerolíneas asociadas, es necesario contactar con el centro de atención telefónica de Alitalia para confirmar la comida a bordo.

La comida especial solo se confirma en los vuelos en que se prevé la oferta de una comida completa a bordo y se solicita con un mínimo de 24 horas antes de la salida del vuelo. (más detalles sobre las comidas a bordo).

 

 

 

ALERGIA A LOS CACAHUETES

Para quienes padecen alergias o intolerancias asociadas con los cacahuetes, dado el complejo proceso de producción y embarco del catering a bordo, Alitalia no puede garantizar que las comidas estén completamente libres de trazas de alérgenos. Alitalia tampoco garantiza la ausencia total de cacahuetes o sus sustancias derivadas en las comidas/meriendas que se ofrecen a otros pasajeros a bordo de sus vuelos.

 

Por consiguiente, se recomienda encarecidamente a los pasajeros que padecen de intolerancia alimentaria a los cacahuetes, siempre llevar consigo los medicamentos que deben utilizarse en caso de ser necesario durante el vuelo (como Epipen u otros anafilácticos que puedan autoadministrarse y el estuche térmico) y cualquier otro remedio que su médico considere oportuno. Asimismo se recomienda que lleven una pulsera o colgante donde se indique el tipo de alergia y, si viajan con familiares o acompañantes, deben asegurarse de que al menos uno de ellos sepa cómo administrar el medicamento, si fuera necesario. Sin embargo, si viaja solo, debe ser capaz de autoadministrarse el medicamento en cuestión.